Mi mejor decisión fue acudir a Cite Psicólogos. Estaba pasando un año malísimo y ahora he recuperado toda mi fuerza, incluso más! Nunca te lo agradeceré lo suficiente, Noelia.